Tanto en ellos como en ellas, el famoso brillo del amor suele traducirse en la mirada. Cuando ves algo que te gusta, que te atrae, los ojos brillan más. La atención se centra en aquello que tanto te interesa y esto hace a que las glándulas lacrimales se estimulen más de lo usual. Por eso aparece el singular brillo.

No es lo único. Uno de los elementos más reveladores en el lenguaje corporal de un hombre enamorado es la mirada fija. La que te sigue allá donde vas. La que te busca cuando te alejas y te confundes en la multitud. Una mirada que no se dirige a ninguna otra parte, mientras permaneces, vienes o te vas.

10 señales de que le gustas a un Chico | ¿Cómo saber si le gustas? | ¡AVERÍGUALO AHORA VIENDO ESTE VIDEO!

Aún hay otro aspecto de la mirada que actúa como delator: te mira los labios. No importa si estás hablando o si estás callada. En el lenguaje corporal de un hombre enamorado, este tipo de miradas lo dicen todo. Presta mucha atención a su mirada, por ahí mismo te darás cuenta si muere por ti.

Además de la mirada, también hay otros gestos faciales que revelan el interés de un hombre. Por ejemplo, levantar las cejas. Si él arquea un poco las cejas con frecuencia cuando está contigo, su rostro dice: me interesas. Ahora que lo sabes, prepárate para confirmar que le gustas.