La dietista y nutricionista Kathleen Zelman dice que, cuando reconocemos nuestros malos hábitos alimenticios, sentimos que podemos y que es más fácil cambiarlos. Acabar con los malos hábitos, además de adoptar buenos, es el camino más seguro para perder peso. ¡Es hora de un cambio!.

Pero la ganancia será mucho mayor que esto, ya que al adoptar en tu vida una rutina saludable, serás mucho más consciente de todos estos hábitos poco saludables que solo traían problemas de salud y kilos de más a tu vida. Esto es lo que has estado esperando desde hace mucho tiempo.