Ocupa el puesto número de los más celosos y no es exactamente porque no lo sea, si no que quizás no pierde tanto el tiempo en demostrarlo. Es el signo menos posesivo en el amor y, aunque puede estar ardiendo por dentro, para él es más fácil alejarse de lo que le hace daño que aguantar y ser infeliz.

Ocupa el puesto número de los más celosos.Ama la libertad por encima de todo y sabe que quién está con él es porque quiere. No obliga a nadie. El fuego de Sagitario a veces hace que pueda volverse loco en un ataque de celos pero es momentáneo porque Sagitario no gasta su tiempo con quien no lo merece.