La boca y la sonrisa: Humedece sus labios y se le ve fácilmente que traga saliva fuera de lo normal. Su sonrisa es retorcida y diferente y la crea repentinamente en momentos que no son para sonreír. Tapa su mentira. 2 – Las manos: Hay personas que cuando mienten no pueden mantener sus nervios.

La sudoración: El sudor es un delatador muy real de la mentira y como no, se puede ver con facilidad en sus manos y frente. Acusaciones: Para tapar sus mentiras te acusa defendiéndose por anticipado y proyectando sobre ti cosas del pasado. Una forma muy instintiva de evitar preguntas y de afrontar realidades.